13/06/11

A centelha da revolta acende-se na China

Os escravos do precariado chinês levantam-se, dizem não à "sociedade harmoniosa", desafiam a brutalidade da repressão e da exploração e atacam sedes do poder imperial. Aqui fica a primeira parte de um artigo do Público.es — a ler na íntegra.

China está siendo sacudida por una espiral de protestas sociales, todas ellas distintas en su origen pero iguales en la base: el hartazgo de una población indignada por la explotación laboral, la marginación social o la corrupción oficial. Después de que la provincia de Mongolia Interior sufriera hace 15 días los peores disturbios interétnicos que vive el país desde las batallas callejeras de Xinjiang en 2009, ahora la chispa ha prendido en la sureña provincia de Guangdong, motor de la llamada "fábrica del mundo".

Miles de trabajadores inmigrantes llevan tres días seguidos protestando violentamente en las calles de la región de Zengcheng como respuesta al maltrato que sufrió una joven de 20 años embarazada, procedente de la provincia de Sichuan, a manos de varios guardias de seguridad. En la noche del viernes, la chica estableció su puesto de venta ambulante frente a un supermercado. Al no marcharse del lugar tras ser advertida, los guardas, contratados por el gobierno local, salieron a su caza y le dieron una paliza sin importarles su estado, según narraron testigos en varias webs chinas.

Casi al instante, miles de personas, sichuaneses en su mayoría, se lanzaron a la calle: tumbaron decenas coches de Policía, se enfrentaron a centenares de agentes y prendieron fuego a edificios gubernamentales, camiones y mobiliario urbano. Desde el sábado, algunos barrios de la ciudad viven sumidos en la anarquía, mientras decenas de tanquetas del Ejército y miles de agentes antidisturbios tratan de frenar el estallido de cólera popular. "La gente corre como si estuviera loca. Han atacado la oficina del Gobierno y le han prendido fuego", afirmó una mujer en la ciudad de Dadun.

La paliza a la joven fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de los trabajadores inmigrantes en el sur de China, que se sienten laboralmente explotados y sistemáticamente humillados por los habitantes locales. Una sensación que se ha agravado este año debido a la fuerte inflación que sufre el país, que combinada con el descenso de la demanda por parte de Occidente ha puesto a miles de fábricas y millones de trabajadores al borde de la ruina.

2 comentários:

LOUVA A GREVE PERMANENTE EM DEUS disse...

1000milhões de pessoas com o nível de vida a subir e a fome a descer

não têm revoltas têm arruaças

5 milhões de campesinos feitos soldados velam por isso

Anónimo disse...

Caro Miguel,


Sempre honesto nas suas interpretações.

A China está a caminho de uma segunda revolução. Esta revolução alterará por completo as condições de produção e suscitará as mais fervorosas exigências políticas e económicas (subidas de salários etc). Quando isto acontecer, a China deixará de ser competitiva nos mercados globais e ficará à mercê das suas muitas dependências.

Tudo isto demonstrará que a China é pouco mais do que um Tigre de Papel.

Raquel